¿Qué hacer ante e uso Indebido de alcohol y otras drogas en el ámbito laboral?

¡No hay que temer, sino trabajar activamente en prevención!  

La problemática del consumo indebido de alcohol, medicamentos y otras drogas es un flagelo social con carácter universal,  en el  cual el mundo corporativo no puede evitar estar inmerso.

Las personas que forman parte de una empresa – o que ingresan a ella – son una muestra precisa  de la comunidad que la rodea, y por lo tanto tienen los mismos riesgos de sufrir problemas vinculados con los consumos de sustancias, como cualquier otro integrante de esa sociedad.

Cuando hablamos de situaciones de consumos, hablamos de Factores de Riesgo y le damos a estos la característica de Factores Condicionantes o Predisponentes cuando tienen una connotación negativa induciendo a la persona a decidir sus conductas por el lado del consumo. En el ámbito laboral serian situaciones como: mal clima laboral, trabajos en espacios confinados, trabajos riesgosos, horarios muy desordenados, situaciones de desarraigo, malas relaciones laborales, etc.

En cambio llamamos Factores Protectores, a aquellos de connotación positiva que refuerzan la autoestima y la seguridad de la persona y le ayudan a sobreponerse a las realidades sin recurrir a situaciones de consumo. En este caso serian: el hecho de “pertenecer” a una estructura,  de tener que comprometerse a iniciar y sostener un programa de recuperación a cambio de mantener  el  puesto de trabajo y la remuneración,   el acompañamiento de la empresa,  el compromiso de confidencialidad y el aliento de los compañeros. Todos  estímulos muy fuertes en los procesos de recuperación de este tipo de enfermedades.

Las personas que consumen drogas, tienen desordenes de conducta, y son propensos a tener: altos índices de ausentismo, problemas disciplinarios, falta de atención, etc,  todas situaciones que afectan la economía de las empresas, y ponen en riesgo desde la calidad de sus productos hasta  la pérdida de su imagen corporativa.

Por estos motivos, desde hace varios años, los centros de trabajo más importantes del mundo, miran con preocupación esta problemática, tanto por su gravedad como por la necesidad de tomar urgentes medidas para evitar riesgos. Por ese motivo se trabaja intensamente para encontrar maneras prácticas de enfrentarlas, manteniendo al mismo tiempo  la salud de los empleados, y el control sobre los costos de atención médica.

Una  mirada equilibrada – que nos permita hacer un adecuado balance entre los Factores Predisponentes y  Protectores de nuestras empresas –  será un primer paso muy importante para adentrarnos en el conocimiento de esta compleja problemática y poder actuar eficazmente.     

Dr. Fernando H. Bombicino