El tabaco ocasiona 44 mil muertes al año en Argentina, mientras que una de cada cuatro personas es fumadora. A pesar de conocer esta problemática y sus consecuencias,, el país no ratificó el convenio Marco para el Control de Tabaco, organizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Si bien Argentina tiene políticas para controlar el tabaquismo, esta decisión la excluye de las normas globales para enfrentar esta epidemia, como por ejemplo contar con el respaldo internacional para prohibir ciertas publicidades, promociones o patrocinios de productos que promocionen este tipo de productos.

Como destaca esta nota, el convenio tiene un objetivo claro: proteger a la población contra las consecuencias sanitarias, sociales, ambientales y económicas que devienen del consumo del tabaco.

Si bien es una deuda pendiente, organizaciones civiles ya están trabajando para revertir esta situación y posicionar a Argentina en mesa de discusión.

Categorías: blog