Incentivar que los empleados no estén quietos durante su jornada laboral puede ser más que beneficioso para la empresa. Fomentar una cultura de movimiento y una dinámica saludable puede generar un ambiente mucho más ameno, óptimo y eficiente.

Por eso, Consalud publicó distintas iniciativas que las empresas pueden generar para que sus trabajadores mantengan activo su cuerpo y su mente.

  1. Más movimiento y menos auto: Ir en bicicleta o caminando al trabajo reduce el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular además de reducir el porcentaje de grasa corporal.
  2. Ponerse de pie regularmente: Caminar unos minutos ayuda a evitar dolores de espalda o fatiga.
  3. Moverse más: Aunque se trabaje frente a una computadora o en un escritorio hay que evitar la posición estática prolongada. Por ejemplo, dar un paseo de 10 minutos luego de varias horas sentado puede mejorar la salud vascular.
  4. Crear un ambiente más ameno: Muchas empresas comenzaron a incorporar actividades físicas, descansos o yoga durante el horario laboral para mejorar el estado de los trabajadores, crear un mejor un ambiente y aumentar la eficiencia.
  5. Evitar comer delante de la computadora: Tomar un descanso, un poco de aire y moverse a la hora del almuerzo ayudará a que los empleados vuelvan renovados luego de comer.
Categorías: blog