En los últimos años, las enfermedades transmitidas por mosquitos se convirtieron en una preocupación mundial debido a que se expandieron a nuevas áreas, se dieron epidemias y, además, aparecieron nuevos desafíos.

En ese contexto, en la actualidad el dengue, y en menor medida el zika y la fiebre chikungunya, representan uno de los principales problemas de salud pública en el mundo. Con la llegada de la época más cálida, las vacaciones y el consiguiente movimiento de gente a zonas con mayor circulación de las enfermedades, es importante recordar las medidas preventivas y buenas prácticas que todos podemos realizar.

Entre todos podemos prevenir la proliferación del dengue, el zika y la fiebre chikungunya. Realizando pequeñas acciones cotidianas podemos detener la reproducción de los mosquitos que transmiten estas enfermedades.

¿CÓMO SE TRANSMITEN?

Mediante la picadura del mosquito Aedes aegypti. La transmisión se produce cuando la hembra de esta especie se alimenta con sangre de una persona enferma y luego pica a una persona sana.

 

MEDIDAS PREVENTIVAS CONTRA PICADURAS

-Usar repelente los cuales deben contener en su fórmula DEET al 25%-50% antes de salir y reaplicar cada 6 horas. Principalmente al amanecer y al atardecer.

-Vestir ropa clara, que en lo posible cubra brazos y piernas.

-Colocar mosquiteros en puertas y ventanas.

-Usar tules en cunas o cochecitos de bebés.

-Usar repelentes de insectos ambientales.

-Eliminar criaderos de mosquitos, como recipientes con agua acumulada. Tan solo una tapita de botella puede ser un criadero.

 

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

Los síntomas asociados a la enfermedad son: fiebre, dolor de cabeza, de ojos, de músculos y articulaciones. También náuseas, vómitos e irritaciones en la piel. Si sufrís algunas de estas afecciones te aconsejamos:

– No consumas aspirinas o ibuprofeno y no te apliques inyecciones intramusculares

– Consultá a un médico lo antes posible para que te dé un diagnóstico correcto

 

 

Categorías: blog