Las ausencias por problemas de salud y las licencias por estrés laboral tienen un costo directo en la productividad de la empresa. No contar con alguno de sus trabajadores se traduce automáticamente en la falta de una pieza clave en el esquema productivo.

Por eso, es muy importante que las compañías se ocupen y tomen con seriedad el cuidado de la salud de sus empleados. “Las empresas tienen una responsabilidad tácita en cuidar las condiciones, seguridad e higiene de las personas. Esto tiene que ver con el aseo del lugar, clima laboral, niveles de audición como visión y condiciones físicas del lugar”, aseguró en una entrevista con Publimetro el CEO de la plataforma de búsqueda laboral Tu Primera Pega, Javier Krawicki. 

Sin embargo, hay otro elemento que incide de forma directa en la salud de los empleados: el estrés. Es por esto que hay un nuevo concepto en las áreas de recursos humanos, donde se concibe que el crecimiento de la empresa está directamente ligado a la felicidad, productividad y buen desempeño de los trabajadores.

En el estudio “Quédate en el trabajo”, elaborado por la asesora Willis Towers Watson se revela que las empresas deben crear estrategias para mejorar la salud de sus empleados y, principalmente, intentar reducir el estrés. Como dato, el informe revela que el 66% de las personas que gozan de buena salud están muy involucradas en sus tareas, mientras que solo el 34% de los que tienen problemas de salud se comprometen con sus obligaciones.

Es por estas cuestiones que los especialistas aconsejan que los jefes conozcan los límites y necesidades de sus empleados para ser un nexo con los objetivos que tiene la compañía.

Categorías: blog