Cuidar el cuerpo es una tarea de todos los días. Generar hábitos saludables permite mantener un control con relativo poco esfuerzo que tiene un gran impacto en la vida diaria y a largo plazo.

Hacer deporte y comer comida saludable es importante, como también lo es cuidar la salud dental. Inclusive, tener una higiene oral adecuada y visitar de forma regular al dentista puede prevenir algunas enfermedades del corazón o cardiovasculares.

En estudios realizados por la Federación Europea de Periodoncia (EFP) y la Federación Mundial del Corazón (WHF), ambas entidades (avaladas por un intenso trabajo y colaboración internacional) llegaron a esta conclusión.

«Tanto la periodontitis como la enfermedad cardiovascular (ECV) afectan a muchas personas en todo el mundo. Determinar la importancia de la prevención de la enfermedad periodontal y la terapia como un medio para reducir el riesgo cardiovascular puede tener importantes implicaciones económicas y de salud pública», aseguró el presidente del EFP, Mariano Sanz.

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores analizaron 9760 casos. ¿El resultado? Aquellos que sufrían de periodontitis tuvieron un incremento del 25% riesgo de enfermedad coronaria en relación con aquellos con mínima incidencia de esta enfermedad. La mala higiene bucal, determinada por la extensión de los residuos dentales, también se asoció con un aumento en la incidencia de cardiopatía coronaria.

Cabe destacar que en hombres jóvenes y menores a 50 años la enfermedad periodontal fue un mayor factor de riesgo para la enfermedades coronarias. Por eso, la mala higiene bucal y la enfermedad periodontal mostraron relación directa con las tasas de mortalidad por enfermedades del corazón.

Soren Jepsen, el presidente de la EFP, aseguró que hay que tomar conciencia de estos riesgos porque las consecuencias son realmente graves: «se debe advertir a los pacientes con periodontitis que tienen un mayor riesgo de enfermedad cardiaca y deben manejar sus factores de riesgo de ECV. Con respecto a los posibles riesgos cardiovasculares del tratamiento periodontal, las investigaciones disponibles indican que el tratamiento periodontal es seguro para los pacientes cardíacos».

Cabe destacar que las enfermedades cardiovasculares (ECV) son la principal causa de muerte en todo el mundo, mientras que la periodontitis grave es la sexta enfermedad crónica más común a nivel global.

La evidencia sugiere que los pacientes con enfermedad grave de las encías tienen un mayor riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular, especialmente si han tenido un ACV anterior. Asimismo, las bacterias en la boca pueden pasar al sistema circulatorio y promover la inflamación y el endurecimiento de las arterias (aterosclerosis).

Por su parte, la periodontitis y las enfermedades cardíacas también comparten factores de riesgo comunes, como el tabaquismo, el consumo de alcohol, la edad y la diabetes.

Como conclusión, los médicos e investigadores sugieren que todos (y no solo los hombres jóvenes, quienes ostentan el grupo con mayor riesgo) presten especial atención a su salud bucal, ya que si logran construir prácticas de cuidado y limpieza correctas pueden prevenir problemas más graves que simples encías sangrantes.