Diversos estudios demuestran que los trabajadores saludables son más productivos, lo que ha impulsado a las empresas a buscar todo tipo de medidas para optimizar la salud de sus empleados. Una de las últimas tendencias en este ámbito está dado por el diseño de los espacios laborales enfocados en el bienestar de los trabajadores.

Es así como ha surgido una nueva certificación como guía, denominada Well Building Standard (Estándar de construcción de bienestar), la cual determina varios criterios a tener en cuenta a la hora de diseñar una oficina. Entre ellos se encuentra la iluminación, donde se recomienda un sistema circadiano que cambie a través del día, de acuerdo a la intensidad de la luz del sol. Este tipo de iluminación permite mejorar el sueño nocturno de los empleados. Además, se recomienda un preciso control de los niveles de humedad y temperatura en el ambiente, como también mantener un espacio limpio y ordenado.

En la nota se destaca que este tipo de atención en el diseño de los ambientes laborales puede brindar grandes beneficios a la empresas. Las mejores en el bienestar no solo logran aumentar la productividad, sino que se ven reflejados en menores costos en cuidado de la salud, reducciones en las tasas de ausentismo y permiten convertir a la empresa en un destino atractivo para los posibles empleados.