La Organización Mundial de la Salud (OMS) dispuso el 28 de julio como el Día Mundial contra la Hepatitis, a fin de alentar la actuación y hacer hincapié en la necesidad de una mayor respuesta mundial. Se eligió esa fecha en honor al nacimiento del Dr. Baruch Blumberg, laureado Premio Nobel, que descubrió el virus de la hepatitis B e inventó una prueba diagnóstica y la vacuna.

De acuerdo a cifras de la OMS, las hepatitis B y C son importantes problemas de salud que afectan a 325 millones de personas en el mundo. Son causa de cáncer hepático y producen 1,34 millones de muertes al año. Estos tipos de hepatitis pueden mantenerse asintomáticas durante años o decenios. Se estima que por lo menos un 60% de los casos de cáncer hepático se deben a un diagnóstico y tratamiento tardíos de las hepatitis B y C.

En total, existen cinco tipos de hepatitis. Para conocer más acerca de ellos y sus tratamientos, los invitamos a leer los artículos realizados por la OMS acerca de cada una de las variedades:

 

El objetivo de la OMS es lograr la eliminación mundial de la hepatitis para el 2030, para lo cual será necesario resolver la baja cobertura de las pruebas diagnósticas y del tratamiento.