En el marco del día mundial de la salud mental, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó un artículo acerca de la importancia del trabajo en la salud mental.

Un ambiente laboral negativo puede causar problemas físicos y psíquicos en las personas, como también un consumo nocivo de sustancias, absentismo laboral y disminución de la productividad. De acuerdo a un reciente estudio llevado a cabo por la OMS, los trastornos por ansiedad y depresión cuestan a la economía mundial 1 billón de dólares anual en pérdida de productividad. Es por esto que asegurar un entorno de trabajo saludable no solo es necesario para la salud de los empleados, sino también beneficioso para la empresa.

La OMS recomienda tomar conciencia del ambiente laboral y de cómo se puede adaptar para promover una mejora  de la salud mental de los empleados. Para ello es importante conocer las necesidades de cada trabajador y las oportunidades que dispone. Además, es importante informar a los empleados de que pueden pedir ayuda y brindarles fuentes de apoyo a las que puedan recurrir.

La salud mental de los empleados debe ser una de las prioridades de toda empresa, a fin de crear un ambiente de trabajo agradable que mejore la productividad de los trabajadores.