Encontrar espacios cómodos, completos y en los que las personas se sientan a gusto es uno de los grandes desafíos (y necesidades) de las empresas modernas. Atrás quedaron los espacios grises, los cubículos aburridos y sin vida.

Ahora, las compañías se preocupan por el bienestar de sus trabajadores. Los ambientes equipados con vegetación y luz natural cumplen un papel fundamental en la salud y función cognitiva de las personas.

Asimismo, la productividad está directamente relacionada con este tipo de espacios: en presencia de vegetación, el porcentaje de percepción subjetiva de somnolencia desciende un 6% en la mañana y un 9% en la tarde, como detalla esta nota.

En la búsqueda de mejores espacios, las oficinas biofílicas (o “verdes”) aparecen como una alternativa atractiva para todas las compañías que buscan potenciar a su personal. Al fin y al cabo, el trabajo es el espacio donde pasan la mayor cantidad de horas del día.