Conocer nuevos destinos siempre es atractivo. Pero que un estudio arroje que la mitad de los argentinos prefieren irse del país en búsqueda del bienestar emocional y evitar el estrés laboral marca una tendencia, por lo menos, preocupante.

Así lo revela este informe, donde se detalla que una parte esencial del bienestar de las personas pasa por tener un ambiente laboral atractivo y cómodo. Pero Argentina muestra cifras alarmantes: el 50.4% de los encuestados prefieren irse del país.

¿Acaso es en la búsqueda de un salario mejor? “No observamos diferencias entre los trabajadores que quieren irse y quienes quieren quedarse según el salario. Las diferencias se aprecian en los niveles de satisfacción con la vida, dedicación y orgullo por el trabajo, satisfacción con los recursos laborales y valoración por parte de la organización”, explica el estudio.

Por eso es importante comprender que la motivación no depende únicamente de un salario atractivo, sino que necesita de ambientes agradables y satisfactorios.