Según estudios recientemente realizados por entidades profesionales especializadas en la materia, se afirma que el comportamiento sedentario es un factor de riesgo para el deterioro cognitivo de las personas.

El cerebro humano representa tan sólo el 20% de nuestra masa corporal. Sin embargo, consume nada menos que el 20% de la energía de nuestro cuerpo cuando está en reposo, utilizando principalmente glucosa. El sedentarismo favorece el déficit en los niveles de glucosa presentes en nuestro cerebro. Si este suministro de energía se interrumpe, puede dañar las células de nuestro cerebro, generando esas fluctuaciones un aumento en el riesgo de demencia.

¿Cómo se relaciona esto con el hecho de estar mucho tiempo sentado en el trabajo?

Estar sentado durante más de 8 horas al día aumenta el riesgo de padecer diabetes, demencia, depresión, obesidad. Para compensarlo, deberíamos hacer entre 60-75 minutos de ejercicio medio-intenso al día, algo que pareciera ser demasiado para la mayoría de las personas.

¿Qué podemos hacer entonces?

Disminuir el tiempo que estamos sentados. Esto podría ser una buena forma de mantener y mejorar la salud.

Son muchos los estudios que han demostrado que dar pequeños paseos después de una comida evitan las subas y bajas de glucosa, ya que nuestros músculos usan parte de esa glucosa al caminar.

Existe evidencia científica que afirma que en lo que se refiere al control de glucosa en sangre es mejor realizar pequeños periodos de actividad ligera que no uno largo de intensidad media o intensa.

#Tips.

Aprovechá el camino de ida y vuelta al trabajo para hacer ejercicio. La manera más fácil es trasladarse caminando, o en bicicleta. Si no podés, probá con bajarte del colectivo una parada antes, o estacionar el auto lo más lejos posible.

Si tenés que subir escaleras, es mejor que lo hagas en las tradicionales, y no utilizar las mecánicas o el ascensor. No hace falta que lo hagas con todos los pisos que necesitás subir, sino hasta que te canses.

También es útil que promuevas espacios de relajación en la oficina, en los que puedas realizar ejercicios de estiramiento y activación.